domingo, febrero 24, 2008

La vida en preferente

"Fuimos a ver "No es un pueblo para mayores", la de Bardem... ná, mu rara... no nos gustó. Eso sí, la semana anterior fuimos a ver una película preciosa, Rambo se llamaba ¡Qué paisajes! Había ratos que cuerpos humanos saltaban por los aires...pero unos paisajes preciosos"


Esta es La Tía-Tirita contando que, desde que ha descubierto que ir al cine los martes le sale por 1 euro por ser "mayor", no falla ni uno.

Siempre me ha llamado mucho la atención, eso de que, en mi familia, las películas son buenas o no, en función de si tienen paisajes bonitos.

El "Top ten" de películas "preciosas" en ca'la Tiri está encabezado por "Sonrisas y lágrimas" y "El Resplandor", ahí es nada.

Los jueves el teatro cuesta 3 euros para los mayores, los martes el cine a 2,80 con merienda.

Para los que nos movemos entre los 31 y los 64, la única ventaja con la que contamos, es que tenemos pelo, porque se supone que tu nivel adquisitivo es más alto y puedes dejarte estafar 7 euros por ir al cine, o 25 por ir al teatro, mientras que además pagas la hipoteca o esos alquileres que no te subvencionan, tus impuestos, las entradas a los museos a precios "populares", el transporte, el coche, el seguro del coche, blablabla...

Y sí, la mayoría de los no-jovenes-no-mayores, tenemos máyor nivel adquisitivo, cierto, y yo me alegro enormemente de que mi madre, tenga la posibilidad de ir al teatro, pero me alegro menos de que pueda fastidiármelo a mi, que pago 18 euros y tengo cerca a señoras que no dejan de cuchichear, a gente que ronca, hambrientos comiendo huevos duros, o señoras que gritan "no se oye" a un actor descompuesto por los nervios.

Todo esto, después de soportar empujones y codazos en las colas de los cines, al grito de "unrespetoalosmayores", a mi, que intento ser respetuosa hasta con el medio ambiente ¡¡Que da menos miedo que un jubilado y no tiene codos, ni derecho al voto!!

Desde aquí, pido el derecho de adminisión y un test psicotécnico para el acceso a la cultura y al ocio.

martes, febrero 19, 2008

...

- ...es un tío muy profiláctico.
- ... ¿Aséptico?
- ... que ha publicado muchos discos en su vida...
- Prolífico.
- Eso.
- ...
- Oye... ummmm... ¿Y tú cómo pides los condones en la farmacia?

sábado, febrero 09, 2008

Naranjas traigo.

No estoy acostumbrada a trabajar, entendiendo por trabajar, trabajar mucho.
He estado dos años tocandome las castañuelas de 8:30 a 17:00, por lo que pensé que volver a trabajar me desbordaría.

Tener mucho trabajo (llegar a la oficina a las 7:30 y lenvantarme de la silla para irme a las 18:00) tiene los siguientes efectos sobre mi:

- Actualizar aún menos el blog, que es la evidente.
- Intentar mover el puntero en la pantalla mientras froto el móvil contra la mesa y maldigo a la madre coneja de Duracell.
- Coger el teléfono cuando suena la puerta (para sorpresa de mi jefe).
- Chupar con ansia un sobre de solapa autoadhesiva hasta dejarlo arrugado e inservible.
- Entrar en modo pánico porque he perdido mi movil personal y contárselo como una histérica a la amiga con la que hablo... por el móvil.
- Imposibilidad para pronunciar "Adobe Acrobat Professional".
- Negociar para que un proveedor me suba los precios.
- Ir al baño con cuatro teléfonos.
...

¿Éste es mi blog?

 
ecoestadistica.com