jueves, enero 31, 2008

Flipemos

Hall & Oates - She's Gone
Que alguien me explique qué pasa en el minuto 02:45




Gracias.

viernes, enero 25, 2008

Accidentada.

[Modo PENSAMIENTO IDIOTA on]
¿Por qué las empresas no ponen los títulos de las películas pensado en el Emule? ¿O sí lo hacen? ¿Y la música? Buscar discos de Black Lips da un juego...
[Modo PENSAMIENTO IDIOTA off]

Anoche, estaba yo en mi cocina dispuesta a guardar la olla, que por grande, llamaríala "marmita", cuando pensé "se me va a caer" e ipso facto, se cayó.

A veces, cuando puedo ver el futuro, me doy más miedo que Aramis Fuster.

Pues bien, la marmita se cayó justo encima de la articulación de uno de mis deditos pequeños del pie izquierdo. Que dolor.

Me tiré al suelo, rodando junto a la olla y gritando y me pude ver desde fuera como en una escena de esas de Vietnam (de la guerra, digo) gritando "Johny! Me han dado, Johny!". Dramática que es una, oiga.

Cuando pude ponerme en pie, me miré al mismo y no había gran cosa, hasta que apareció un rosetón colorao como los ratones y sanguinolento en mi calcetín.

Haciendo honor a mi nombre, en mi casa no hay tiritas, así que me las apañé como pude (no daré detalles), porque no me apetecía nada salir en busca de tiritas y explicar que me iba a quedar mutilada como resultado del ataque de una olla.

Y así estamos. Encantada de conocerme, de viernes y con el dedo como un calabacín.

Buen fin de semana.

lunes, enero 21, 2008

"Linchamiento"

Mientras escribo este post, reclamo una factura de Telefónica ya que, donde no me iban a cobrar cuotas hasta febrero, me han cobrado un total de 400 euros.

Mientras espero a que alguien me atienda, me da tiempo a terminar y repasar toda la facturación del 2007 y a hacer toda la tesorería del 2008. Incluso me daría tiempo a tener dos matrimonios y un divorcio exprés... paso 15 minutos eternos colgada al teléfono, sin poder ir al baño, con una musiquita hecha con una copa y una cucharilla y de melodía "expectante", de esas que te da la sensación de que en cualquier momento va a pasar algo...

Y pasa: me cuelgan.

Los ojos se me ponen del revés y pienso en todo el tiempo de mi vida que pierdo invertido en reclamaciones, preguntas, berrinches y demás zarandajas con Telefónica y Movistar.
Golpeo el auricular del teléfono contra la mesa para descargar mi ira antes de llamar de nuevo.

Pienso en montar una empresa: igual que se reclaman multas se podría poner a millones de tele-operadores igual de "bien" (o mal) formados e igual de resbaladizos que los que te atienden en las operadoras telefónicas y que se mareen y libren entre ellos la batalla moral.

Unos tele-operadores "replicantes", sin escrúpulos, sin prisas, fríos y calculadores que digan continuamente "un momento por favor, que estamos comprobando sus datos" y de esos que cuando cuelgas gimoteando de impotencia, te dicen con sorna "gracias por confiar en Movistar".

Vuelvo a marcar mientras me armo con los mismos atributos que el caballo del Espartero.

Cuando me pregunta la máquina del diablo el motivo de mi llamada, digo alto y claro "linchamiento" y, contra todo pronóstico, me pasan directamente con un asesor.

viernes, enero 18, 2008

La comuñón

Se ve fatal, pero tenía que poner esta foto.
Ese truño de niña bien alimentada, es La Mujer Tirita en potencia el día de su comunión.

Yo no recuerdo aquel día con especial alegría. Recuerdo que conocí a un señor de pelo blanco que pensé que era mi abuelo y muchos años después, me enteré que era mi tío.

Recuerdo que la comunión en sí me pareció un coñazo y probablemente no fue la primera vez (ni la última) que pensé "qué he hecho yo para merecer esto".

Seguí pensándolo cuando tuve que madrugar mucho y que sufrí un par de horas de tirabuzones, secador, horquillas, refajos y zapatos dolorosos.

Recuerdo que el festejo me pareció un coñazo tremendo porque nadie me hacía caso y apenas había niños.

Y recuerdo que me regalaron un piano que era un joyero y que cuando lo abrías sonaba "Para Elisa" que ya, en aquel momento, me pareció horroroso y sin embargo, estuvo en mi cuarto hasta los 19 años porque a Mamá-Tirita le daba la gana y "estaesmicasaysehaceloqueyodigo".

Justo antes de independizarme encontré esta foto que mi madre había escondido y decidí llevármela y es una de las dos fotos que tengo visibles en casa porque es en una de las pocas en las que me reconozco.

La apostasía era previsible.

jueves, enero 17, 2008

Sin tiempo.

Busco el Word que ya no está donde estaba siempre.
Documento nuevo.
Escribo.
Paso un cuardo de hora buscando el botón de copiar formato.
Doy formato.
Me dispongo a imprimir. Pincho en el botón de la impresora y... no tengo impresoras.

Me cago en su tóner y llamo al informático.

- Hola. Perdona que te moleste pero que me han desaparecido las impresoras.

- ¿Has probado a denunciarlo?

Y yo que no tengo tiempo ni para respirar.

Hoy, un señor pasado de cañas, me ha hecho bajar a mover mi coche, porque estaba "muy pegado" al suyo.
Después de moverlo, se ha marchado, no sin antes golpear al coche de atrás.

La gente tiene mucho tiempo libre.
Yo no tengo tiempo libre y no soy "gente".
Yo ya no recuerdo cómo soy porque no tengo tiempo ni para mirarme al espejo.
Y dicho esto, me voy al concierto de Fountains of Wayne.

¡Pasadlo bien!

martes, enero 08, 2008

"Bumbollas"

Hale, feliz año nuevo.

He estado unos días en Barcelona castigando mi hígado y saltándome el régimen de visitas a la nevera.

Ahora estoy de vuelta, menos fresca y más lozana que cuando me fui.

Este año, por aquello de innovar, en vez de uvas, tomé M&M. No fui una buena idea y quedó patente cuando al cuarto bolindre de color malva, tenía relleno de cacahuete hasta en la pituitaria.

Además de representar escenas costumbristas como cantar villancicos, tocar la zambomba y pedir el aguinaldo, me he dedicado a leer, a ver pelis en alemán subtituladas en catalán y a comer pan "tumaca" que creo que es el mejor invento de la historia (por delante de la rueda y de los enemas).

He aprendido el vocabulario básico para sobrevivir en Barcelona: "Tinc gana" y "Tinc els mugrons escalfats" (¿?); y he aprendido más palabras rimbombantes de esas que me encantan, que en catalán hay muchas. Ya no sólo me ceñiré a sonoras palabras como "cabestrante", sino que puedo jugar con palabras como "bombolles" (pronunciados "bumbollas"), que a mí me sonaba a algo muy doloroso.

Aquellos que entiendan algo del párrafo anterior, podrán percatarse de que he aprovechado muy bien el tiempo. A los demás... os dejo con la intriga.


Ahora he vuelto a la oficina, ese lugar triste y solitario, donde hace un calor de muerte porque nos hemos dejado todas las navidades el aire acondicionado puesto.

Parece que ha fumigado con gas mostaza o algo así: las plantas no están mustias, están completamente deshidratadas. El alicatado del baño tiene más vida que los ficus de la oficina.

Los clientes deben de estar más o menos igual porque de momento no respira nadie, claro que he empezado el año con el Windows Vista y me he pasado media hora para encontrar el botón de Imprimir en un documento Word, así que igual tengo que hacer muecas o inmolar una cabra o invocar a San Cucufato para que el Outlook se sincronice.

Justo antes de irme de pseudo-vacaciones, quedamos con un técnico de informática de la empresa con la que tenemos contratado el soporte. Al abrir la puerta, el técnico me dijo con cara de sorpresa... "¡¡Fulanita de tal!!" y yo, que estoy viva para justificar la existencia los seres inertes, me quedé con la misma cara que pongo cuando me hablan de contabilidad (de pava).

Por lo visto, había trabajado en la misma empresa que yo hace unos meses y su único recuerdo de mi persona es que yo era una plasta (sic), "muy educada, pero una plasta", así que ahora, no me siento con fuerzas suficientes como para llamarlo y preguntar cómo se imprime un documento Word o dónde están las unidades de red, que no las encuentro...

Yo no sé vosotros, pero no he empezado a trabajar y ya estoy pensando en la semana santa...

 
ecoestadistica.com