« Home | Clavelitos » | Y ya. » | Verano azul. » | El pudor. » | Novedades » | Yogures » | Murphy era un cobarde. » | El señor de los anillos. » | ¡Ains! » | Huelga... así, en general. »

Granizado de limón.

Hoy, cuando me disponía a ir al trabajo, el síndrome post-vacacional ha atacado a mi coche y, a dentelladas, lo ha dejado clavado en el garaje. Vamos, que s'a roto.


Ha venido el señor taller móvil, me ha puesto las pincitas, ha arrancado y me ha dicho "si se te cala, no podrás volver a arrancarlo". He llegado al taller haciendo ruedas... que ni Hamilton, ni Alonso, ni : "gooooooooooooonnnn gooooooooooooonnnn gonnnnnnnnnnnn".

Antes de irme al trabajo había metido todos los cacharros que he traído del viaje en el maletero para repartirlos en mi familia y así evitar el linchamiento, así que cuando he dejado el coche en el taller, he vaciado el maletero y me he ido a la oficina con varias pantuflas de tweed de Harris (¿¡!?), alguna botellita de güisqui, galletas de mantequilla para el cuerpo nacional de policía, una taza y un pollo de peluche que pía, que durante el viaje fue bautizado como "elpolloquepia" y que ha despertado la curiosidad de los controladores de equipajes de los aeropuertos. Y la curiosidad del señor del taller, también. Y el del taxista que me ha llevado a la oficina, también. En la oficina no se han inmutado.

En fin.

Mi nevera tampoco funciona. Ha dicho que para lo que hay que conservar, mejor se muere. El congelador sí, pero meter helado de fresa en el microondas y rezar para que se convierta en un filete para cenar, no funciona. No señor.

A todo esto, no he contado que en Escocia (por cierto, Irlanda SÍ y Escocia También) me caí al bajar un escalón mientras porteaba mi maleta llena de libros (turista gafapasta, sí) y aplasté el parterre de flores de una cuidadosa señora edimburguesa. Así que, mi tobillo tampoco funciona a pleno rendimiento.

Mi ligera cojera, unida a los pantalones bombachos que uso debido a que no quepo en mis ropajes habituales, me hace parecer un domador de ladillas ruso.

En fin (sí, otra vez).

Me voy a la cama a ver qué pasa mañana.

16 voces discordantes

Diría que el Universo se ha confabulado contra ti. O algo parecido. Pero luego el Universo se fija en otra persona y vuelve el equilibrio. Es asín. Besos.

estas phatal!!!! animo, y no te subas a un avion, que hoy es 11 de septiembre.

¡ole! pos mira, no... yo hoy de aquí a casa y de casa a... donde me diga Halo.

dos palabras: grupo sueco.

y ya para mí que soy muy rubia de espiritu aunque haya cambiado el color de pelo... granizado por qué... te has cansado ya del haagen dasz?????

Pues parece que los astros se han confabulado contra los que tenemos síndrome postvacacional, a mi tb se me ha averiado el coche, 20 años rulando sin problemas y se tiene que estropear el día de vuelta al curro, manda huevos. Además tb me han dicho que tengo úlcera de estómago y mi frigorífico tb se ha puesto a pitar como un loco y no se que le duele, puede que seamos almas gemelas gafadas o que el Universo nos envía una señal para que nos vallamos de vacaciones otra vez..

Que por lo visto granizó el otro día en Madrid ¿no?
Yo no me enteré de ná...

Mi niiiña, la pobre. Ea, ea, no se preocupe. Lo que puede hacer es decir que le han perdido la maleta con los regalos (luego la gente se olvida), y se pega Usted comiendo galletas escocesas (muy calóricas, llevan 125 gramos de mantequilla por cada 100 gramos de galleta) mojadas en whisky.

(¿Lagavulin, Macallan, Glenmorangie...? le reugo que no se asome Usted a la sección de whiskys del supermercado. Se puede encontrar con la desagradable sorpresa de que aquí son más baratos que allá).

Yo estuve casi medio año en Dundee (no me compare, Edimburgo es más bonita). Y pasé allá un frío de gónadas.

Cuídese ese tobillo. Sana, sana, recto de batracio.

Muá.

el efecto electrodoméstico se ha apoderado de ti ....... una vez que algo falla ... todo va como el paso doble.....

¿dónde recojo la botellita de güisky?

¿La señora edimburguesa tenía pepinillos?

A mí antes no me gustaban con pepinillos, pero ahora no me como ninguna que no tenga pepinillos. Darwin lo llamó a eso evolución, creo, pero aún no he descubierto el mecanismo por el cual los pepinillos de las edimburguesas favorecen la perpetuación de mis genes.

Meperdío. :(

Querida Wendy, revise su karma, el mundo ha conspirado contra usted de mala manera. En estos casos lo mejor es contratar los servicios de la Pitonisa Lola, que no le arreglará gran cosa pero por lo menos entretiene.

Muy bien eso de traerse whisky de Scotland; espero que hayas traido algo realmente raro para eivtar complementar el SPV con la frustración ésa del precio que citaban antes. Para cualquiera de los dos síndromes, anyway, te queda el remedio de pimplarte el producto... si eso, invita, eso sí.
Besos.

Aro. Que hasta lo bueno harta, y tres cuartos de litro de whisky, por bueno que sea, dejan secuelas mentales.

Se lo digo yo.

Sólo dos palabras: Fabada Litoral.

Que genial que estés de vuelta :) rebienvenida ^^

Y no te preocupes, que en dos días vuelves a tomar el control de tus cosas :)

Y a mí que lo que más me ha llamado la atención es lo de "elpolloquepia"...

Qué dirían los aduaneros...

Que te mejores el tobillo, Mujer Tirita :)

Estupenda crónica, como todo lo que he leído por aquí, muy divertida pero... ¿y el granizado?

Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada

 
ecoestadistica.com