« Home | La bollería de Proust » | Soy moderna. » | Ñeeeeeeeeeeeeeeee » | Aura golfa » | La Leche. » | El derecho a voto/veto » | La vida en preferente » | ... » | Naranjas traigo. » | Flipemos »

Muerte por fervor

El martes conseguí ir al concierto de The Hives para comprobar una vez más que se puede morir en un concierto.

Hubo un momento que supe cómo se siente la gente que sufre esas avalanchas humanas en los partidos de fútbol en... Argentina, por ejemplo.

Lo que se siente es, basicamente, pánico.

Gracias a la expresividad de mis ojos, que en ese momento decían "o me dejas pasar o voy a morir y TÚ tendrás la culpa", pues gracias a mi expresividad conseguí volver a poner los pies en el asqueroso suelo de gorronas de La Riviera y salir con andares titubeantes de la marabunta.

Los globos oculares volvieron a su sitio y conseguí recuperar las uñas.

El concierto fue una verdadera maravilla y el señor vocalista Hive, además de ser un "idioto fabuloso", es la empatía hecha chicha.

Por lo demás el resto de la semana está pasando con más pena que gloria porque llevo cuatro días que lo único que hago es arreglar desaguisados ajenos, es decir, escribo continuamente "lamentamos las molestias", "siento mucho el malentendido", "voy a ver qué ha pasado", "esperamos solucionarlo cuanto antes"... en fin, tanto es así, que cuando me he bajado del ascensor, he dicho a los congéneres que eran contenidos en dicho artefacto "perdónuyhastamañana".

Estoy agotada de ser disculparme, de ser "polite" y, sobre todo, de comunicarme, así en general.

Que ganas tengo de que el ser humano involucione y nos podamos comunicar otra vez con gruñidos, que total, mirando al congreso, yo creo que no nos queda tanto.

9 voces discordantes

> Que ganas tengo de que el ser humano involucione y nos podamos comunicar otra vez con gruñidos

Me recuerda la escena de El último tango en París, cuando los dos se ponen a gruñirse uno enfrente del otro, en bolas. Y claro, al final se entienden perfectamente y se dejan de gilipolleces y se ponen a follar.

Yo tuve suerte y me pusieron los gruñidos subtitulados, porque si no no me habría enterado.

Ya, joder... me parece fatal que no subtitules a los bichos en Memorias de África por ejemplo...

El viernes pasado estuve viendo a Lori Meyers y en este caso no había tanta gente como para verte aplastado pero sí un tremendo gilipolla que debía pensar que estaba en un concierto de los Sex Pistols y empujar a todo el mundo.

Empezó teniendo un metro cuadrado y acabó teniendo una pista de baile para él solito y un montón de gente con ganas de pegarle una paliza.

Yo también estuve y en algún momento temí perder un brazo por aplastamiento. Muy buenos.

todavía tengo los gemelos a la altura del cuellooooooo


oiga y miqui puig animao eh????? ayer se salió y como dijo Juanma Iturriaga.... a ver si hoy si es posible no insulta a nadie... y no lo hizo.....

viernesssssssssssssssssssssss modo pocholo oh!!!!!!!!!!!!!!!!!

jejeje.

Tiring, ahora y tras las Enseñanzas de Punset, todo encaja mejor. Mojama, mojama...

Yo hace ya tiempo que huyo (¡Uys, aliteración de la 'y'!) de las aglomeraciones en los conciertos. Cerca de la barra y con una cerve se está muy bien, aunque la cerve sea alkoholfrei.

Hola, acabo de descubrir este blog... jejeje, has ganado una lectora de Graná... casi ná.
Por cierto, los docus de la 2 pa eso de "recuperar" al hombre tan de biennnnnn... y que bien se duerme la siesta, amos, como cualquier ominido despues de zampar.
Una de Graná

Uy yo también me sentí así aplastada a punto de irme para el otro barrio en un concierto multitudinario en que yo estaba en primera fila. Una y no más.

Tiri, aquí sí te noté un poco baja de moral ¡arriba pues!

besotes,
Mary, apresurada.

Publicar un comentario

 
ecoestadistica.com