jueves, junio 28, 2007

Superviviente

Estoy trabajando con mi ex-jefe que ahora es mi jefe en la creación de una nueva empresa.
Al entrar por la puerta tras aceptar la jugosa oferta tanto económica como gratificante, fui nombrada Directora de Compras y me mandaron al Ikea.

Posteriormente me han ido cayendo cargos directivos a una media de uno por semana lo que me ha convertido en "chicaparatodo" salvo preparar el café, que, dado que mi café se parecía mucho al té, es mi jefe el que hace las labores hosteleras. Y así ha ido transcurriendo el mes entre planes de empresa, descripción de productos, logos, marcas comerciales, páginas web, facturas, compras en el Carrefour... en fin, mi carrera es más espeluznante que fulgurante.

Y ayer, unos cuantos de los aquí presentes, mis cuatro cargos directivos y yo, nos fuimos a patinar al Parque Juan Carlos I. Era la primera vez que me calzaba unos patines. Tras los primeros 20 minutos ya conseguía deslizarme sin hacer marcas en el suelo con los molares, así que nos lanzamos a la aventura de recorrer el parque sobre ocho ruedas y un freno.

Un freno no fue suficiente.

Tengo las nalgas de un tono azul intenso muy acorde para bajar a la piscina y mimetizarte con el líquido elemento. Los codos están completamente desollados y he perdido la capacidad prensil de la mano derecha.

A posteriori, patinar se parece mucho a recibir una paliza de un camionero.

Pero volveré.

lunes, junio 25, 2007

Outsourcing

Hoy me he paseado por mi comunidad con la palabra "PATAS" marcada en un moflete.

Al salir de la oficina me he apuntado en la palma de la mano un recado y el resto de la tarde me la he pasado dormitando en el sofá con la cara apoyada en la palma de la mano, así que cuando he salido a tirar la basura y a otear en el bar, parecía una fanática del "Patas Club de Fútbol".

La chica de la barra me ha mirado con mirada aviesa, pero la verdad es que considerando la vida que damos al personal del local, me ha parecido lo más normal.

Hoy ha sido el primer día que Paula ha venido a mi casa a hacerme un repaso. He decidido externalizar la limpieza de mi humilde morada.

Paula es "la mujer que limpia", la "chacha", la "asistenta", mi auxiliar de limpieza, el técnico de mantenimiento, el domador de pelusas, mi antivirus, el cirujano plástico de mi hogar, el liberador de espacio, el testaferro que elimina pruebas...

Pues Paula ha venido, ha limpiado los cristales y ha mirado debajo del sofá, y no lo sé porque la hubiera dejado allí alguna pelusa-trampa, sencillamente es que el sofá estaba dos palmos más allá, que en mi casa es mucho y lo he notado cuando me sentado en el sofá a ver la tele y casi de me descoyunto mirando de soslayo.

Es curioso lo que significa el orden para cada cual. Paula ha considerado que algunos de mis libros están mejor en posición horizontal, mientras que la foto de la comunión (mía) que estaba escondida detrás de la de mi sobrino, ocupa un lugar preferente. La fotografía de mi comulgante sobrino vestido de almirante ha desaparecido (benditaseaPaula).

Las galletas sospechosamente colocadas ésta mañana en la cocina para un presunto desayuno de Paula, han aparecido colocadas y en posición de firmes en el armario.
En un par de semanas me ordenará los platos por orden alfabético y los tenedores por uso reciente. El poto brilla y el sofá está erecto. Mi casa parece otra.

Yo soy una gran amante del caos. Me muevo bien entre el desorden ordenado de mi casa, los bolis en el cajón de los cubiertos, el tippex junto al cepillo de dientes en el baño y los patines en la cocina.

Paula ha sido todo un descubrimiento, ya que gracias a su trabajo, yo puedo dedicar tiempo a vegetar en el sofá y así salir con la palabra "patas" en la cara.

Por supuesto, ya está todo hecho un desastre.

viernes, junio 22, 2007

Además de rubia, la pequeña.

Los hermanos mayores son más inteligentes que los pequeños. No lo digo yo, lo dice Science y un grupo de científicos noruegos, que deben de ser todos primogénitos.

La razón es que los padres se esfuerzan más con los hermanos mayores que con los menores.

Yo soy la pequeña de tres hermanos. Dos varones y medio, porque Mama-Tirita dice que soy un chico con tetas, que carezco de cualquier destello de femineidad.

Cuando yo nací, Mamá-Tirita tenía 40 años, dos jovenzuelos casi en la edad del pavo y un señor marido al que cuidar. Yo recuerdo mi infancia haciendo preguntas a mi madre del tipo "Mamá ¿por qué tenemos orejas?" y Mamá-Tirita pedía el comodín del público y me mandaba al regazo de mi hermano mayor que estaría escuchando a los Ñu a toda pastilla. Mi hermano me contestaba algo así como "Niña, vete a China" y así me pasaba el día deambulando por la casa de progenitores a primogénitos y "aldenmedio" que siempre ha sido neutro como la lejía.


Es cierto que yo lo tuve todo moderadamente más fácil. Cuando empecé a salir, mi hermano ya había pasado varias noches "en paradero desconocido" así que mi me dejaron salir hasta las once. No estoy hablando de cuando tenía 13 años. Tuve que volver a casa a las 00:00 hasta los 21 años. El día que llegué a la una de la mañana mi padre me dijo "estás castigada hasta que te cases" y yo rompí a reír porque aquello más que un castigo padre-hija, parecía una maldición gitana.

Y claro, mis hermanos nunca han sido susceptibles de ser violados, degollados, azotados y sodomizados. Según Mamá-Tirita, los chicos cuando salen, beben; las chicas cuando salen, se maquillan hasta el himen.

Bien sabe todo el mundo, que yo me he dedicado toda mi adolescencia a ensayar en el grupo de teatro, a doblar películas de chinos (que era muy bueno para desarrollar la capacidad de improvisación) y a cosas frikis como jugar al parchís con mis amigas.

miércoles, junio 20, 2007

La Mujer Objeto

Hace tiempo que tengo asumido que mis relaciones amorosas vienen de antemano con fecha de caducidad (un año), y que nadie me diga que es porque no he encontrado al hombre adecuado, que sí, que lo encontré, pero luego lo perdí, al igual que mis gafas y el aparato de los dientes.

Por eso soy usable como mujer objeto. Mis necesidades son unas cervecitas de vez en cuando y algún momento retozón.

Recientemente he "sufrido" un placaje-pico-pala de cierto hombre de corte "tradicional" (¿?) y con la capacidad intelectual de una paloma. De esos que te mandan todos los días, invariablemente a las 11:03 de la mañana, un SMS con el texto "buenos días" y que viven en un bucle de justificaciones innecesarias y de reproches continuos, porque así entiende una relación (de cualquier tipo, ya sea personal, laboral o con el quiosquero).

Lo más curioso y simpático de todo, es que, a pesar de no recordar con frecuencia a mi "noviodetodalavida" (Ernesto se llamaba el retoño) cuando me tratan así, como una novia-esposa, me sorprendo llamando automáticamente, al contrincante "Ernesto", lo cual facilita mucho las rupturas, porque mientras el pobre "cortejador Paquito", me pregunta quién es Ernesto y qué tipo relación tengo con él y hasta donde le he pegado lengüetazos, yo no puedo reprimir una risa histérica con la que Freud hubiese hecho hasta natillas.

Con este post no pretendo hacer un anuncio de contactos (que podría ser), que tengo el chiringuito cerrado por vacaciones, sencillamente es que a veces me re-conozco a mi misma y hasta me caigo bien.

martes, junio 19, 2007

Iceland

Mis vacaciones se ha convertido en el tema de conversación de todos los congéneres que me rodean.

Después de unos días pasando el dedo por África con tanta insistencia que Tanzania ya ha desaparecido, ésta mañana, ya dispuesta a contratar un viaje para ver animalitos de cuatro patas, me han dicho que me iba a cocer como una gamba y que, a lo mejor, África no era una buena opción en verano.

Y yo, que soy mujer de extremos, he decidido que me voy a Islandia, no sin antes, meditar la decisión como la meditan las personas con poder, a saber: preguntar al primero que pasa "¿Tú donde irías de vacaciones?" y aprovechando que Björk está en España, allá que me voy, a Islandia.

He ido a Fnac corriendo a comprarme una guía para empezar a babear con las fotos de hielo sin picar y el simpático muchacho me ha dicho que no tenían, que no es que estuvieran agotadas, que la verdad es que no se venden.

Tras una somera vuelta por internet, ya tengo toda la información necesaria: una cerveza cuesta 8 euros.

lunes, junio 18, 2007

Working

Estoy en casa estudiando y de fondo suenan Los Planetas.

Hace años trabajé en una piscina privada de Madrid.
Mi labor consistía en fregar paelleras. Estaba TODO el día fregando paelleras mientras un grupo de filipinos se dedicaba a ahogar los bichos de la lechuga en unos barreños gigantescos. Las hormigas campaban a sus anchas por una cámara frigorífica que no enfriaba y hacían de las natillas "caseras" su hogar.

Los filipinos no se hacían entender, pero hacían una paella valenciana estupenda. Todos lucían el símbolo del Playboy bien en elegantes colgantes de oro, bien en estilizados tatuajes. El problema con el idioma les empujaba a coquetear con las chicas de cocina lanzándonos tortillas y cebollas que nosotras esquivábamos con una destreza que perfectamente pudo dar lugar a escenas de Matrix.

Recuerdo a un niño que trabajaba cortando melones, que nos explicaba que si ponías debajo de la cama una caja llena de cadáveres de hormigas, podrías hablar con tus antepasados muertos.

Nos pagaban a 600 pesetas la hora a 60 grados centígrados, mientras fuera, en la piscina de lujo, la gente disfrutaba a la sombra de una paellas que yo jamás habría comido sin antes desisectarlas.

Ahora mis honorarios ascienden a 75 euros la hora por una labor mucho más limpia, pero casi me atrevería a decir que me lo pasaba mejor antes.

Echo de menos utilizar solamente el 3% de mi cerebro para mis actividades diarias.

Me he pasado toda mi vida trabajando para pagarme una carrera y una formación y ahora daría dinero por pasarme el día al aire libre cuidando de los jardines destrozados de los aledaños de la Cibeles.

domingo, junio 10, 2007

Órdagos

Ayer estuve en el parque temático de la Warner.

Estoy en una de esas fases en las que me siento mayor para casi todo y así me sentía ayer cuando vi al primer señor embutido en el traje de canario. Todo se desvaneció al primer centrifugado, momento en el que entré en un bucle de hiperactividad que duró justo hasta el momento en que casi me parto en cuello en uno de los volteados.

La pubertad tiene esa fase en que necesitamos descargar adrenalina y por eso hacemos el cafre. A estas alturas libero adrenalina pasando la mopa por el parqué: ¡¡¡Uy!!! ¡¡¡otra mota de polvo atrapada en mis redes!!!

Los señores del INEM han tenido a bien hacerme la transferencia de mi primer sueldo de parada. Hagamos la ola por los 712 euros que me han ingresado en la cuenta. Y ahora, hagamos pulseras de hilo para sacar unas perrillas para poder pagar a Unión Fenosa.

Las pelusas van a tener que trabajar, aunque sea de figurantes en películas de terror o bien serán devoradas por "la-mano-que-mece-la-mopa", que algo tendré que comer.

Supongo que el estado me dará un curso de "Cómo cazar su propio alimento", "Cómo vivir sin comer", "Cómo subsistir con raíces y bichos muertos de las cunetas" o "Cómo no caer en el vagabundeo a pesar de parecer la única salida".

Hoy he llamado a Mamá-Tirita, que sigue en Mallorca, para compartir mi cuitas y me ha respondido así:

¿Sí? Hija ¿Qué quieres? Dímelo rápido que estoy jugando al mus.

Ni siquiera sabía que mi progenie jugaba al mus...

viernes, junio 08, 2007

Cosas que me preocupan:

  1. El único momento que tengo para cortarme las uñas es en el atasco (las de los pies las dejo para el Metro).
  2. Ya es la segunda vez que me sirvo el café a las seis de la mañana con la taza boca abajo.
  3. Poder dar una educación a mis pelusas y que tengan una vida próspera y feliz.
  4. Ésta mañana me he ido a uno de mis pseudos-trabajos con la maleta del portátil sin portátil.
  5. La tele lleva desenchufada varios días y hoy he estado un cuarto de hora apretando los botones del mando y cambiando pilas pensando que el maldito trasto había muerto.
  6. La iglesia católica considera "pecado grave" y "un insulto a Dios", atentar contra el medio ambiente. Lo de las siete plagas postreras no fue por la ira de Dios, sino por culpa del calentamiento global y la laca que usaban los egipcios.



lunes, junio 04, 2007

La tortura como forma de vida

Hoy tenía que estar en San Sebastian de los Reyes a las 7:30 de la mañana por unos intrigantes motivos que no voy a decir.

De hecho sigo aquí.

Anoche, por fin, procedimos al desmontaje de la barra y todos los artilugios inútiles que hemos acumulado en estos 3 o 4 días.

Hemos encontrado un cepillo de barrer que nadie ha utilizado. Teniendo en cuenta la cantidad de basura que generamos y que la barra está en la calle, es mucho más práctico pasar una excavadora, apisonadora o un rastrillo si no se dispone de presupuesto y se quiere ser discreto. En caso contrario, sirve simplemente una cerilla.

También hemos descubierto la cámara donde se guardaban los batidos, que por cierto no hemos vendido ni uno, lo cual es normal, teniendo en cuenta que desconocíamos su existencia.

Ayer nos dieron las tres de la mañana quitando las incrustaciones de morcilla del equipo de música. He dormido un total de tres horas, teniendo inquietantes sueños con pollos armados con pinchos y pinzas.

Ahora mismo estoy en posición fetal en una silla intentando mantener los ojos medio abiertos (y digo "abiertos" porque soy optimista).

Mamá-Tirita está de vacaciones en Palma de Mallorca y ha sufrido un robo, así que está paseando por Mallorca con 14 euros tan tranquila. Dice que haga un giro postal, pero sin prisa, que ella con 14 euros puede sobrevivir hasta el sábado.

Descarto la prostitución como medio de subsistencia de mi parentela por cuestiones de salud mental, pero me pregunto qué va a comer hasta el sábado con 14 €. Supongo que gusanitos naranjas...

domingo, junio 03, 2007

La Mujer Pancetas v3.0

Otro año más he sido "La Mujer Pancetas".

Como todos los años, me ha tocado poner copas y gestionar la plancha del chiringuito en las fiestas de San Fernando de Henares.

Éste año me he esforzado poco y he conseguido dormir más de 20 minutos por noche y en la cama, que lo habitual era dormir encaramada sobre los barriles de cerveza cual gallina ponedora.

Como siempre, todos se han desentendido de la plancha y se han limitado al lanzamiento de chorizo desde barra, así que, resignada, he cogido las pinzas y me he dedicado durante CUATRO horas sin pausa a voltear chorizos, pancetas y pinchos morunos.

Ahora mismo estoy tecleando con dos dedos de las manos y el resto de los pies. Después de 240 minutos ejercitando la pulsión prensil, tengo las manos calcinadas y con la movilidad de una viga de hormigón.

Y si el año pasado disfrutamos de la presencia del entrañable borracho tipo "Costras", que conducía los cubos de basura entre los clientes con una destreza asombrosa, éste año, la tipología del borracho ha sido la que hemos denominado "borracho ensordecedor".

El negocio de la feria, ha sido la venta de megáfonos. Ésto ha traído ciertas ventajas y desventajas.
Las ventajas son que, estando yo en la plancha podía oír cómo desde fuera pedían las pancetas con el megáfono. Las desventajas: las evidentes. Cuando he salido a barra a poner copas, he salido con un cuchillo de 30 centímetros y la mirada más aviesa que tengo, que es similar a la de un Lunnie, para qué nos vamos a engañar.

Hemos podido presenciar un flirteo muy curioso entre dos borrachos que se han descubierto gracias a una competición de megáfonos. De repente, de punta a punta del bar, se han presentado, han tonteado e incluso se han hecho proposiciones deshonestas con aplausos y ovaciones por parte del público cuando ellos dos, con sus respectivos megáfonos, han abandonado el local.

Y para más tortura, he cometido el terrible error de aparcar mi coche en la puerta, de tal modo, que cuando he decido marcharme, todo mi coche estaba nevado por un manto de borrachos y de vasos de plástico.

No os podéis imaginar lo difícil que es desalojar a un borracho del techo de tu coche.

La pregunta más tonta de éste año, contra todo pronóstico, ha venido de dentro de la barra cuando alguien me ha preguntado si un mini de cerveza se cobraba como "importación o nacional".

 
ecoestadistica.com