« Home | Absurdos familiares » | Las rubias no somos tontas. » | El desastre. » | Galleta. » | Contactos » | ¿Tienes hambre? » | Onofre (Bere: no leas). » | Y por fin... el plagio » | La vuelta al cole. » | De vuelta. »

Los Increíbles

El miércoles me persono en el Círculo de Bellas Artes a las 19:12.

Me sitúo en la fila de la taquilla para recoger mi entrada de "El Circo Invisible", cuyos ejecutantes son: una elástica Chaplin y su maridín pelanas.

Consigo mi entrada: Fila 3 Butaca 24.

Sale a mi paso una francesita estupenda con ajustado vestido negro y zapatos de tacón.
Me conduce a mi fila y, en la que parece mi butaca, hay una mujer. La miramos con reprobación, como si hubiese matado un perro (más o menos).

La francesita, saca el Napoleón que lleva dentro y la echa con cajas destempladas de la butaca a pesar de que ella misma la había colocado dos minutos antes.

Yo cuento, y, por delante, me salen tres filas, pareciéndome que estamos en la cuarta, pero como soy de letras y no soy francesita ni llevo un ajustado vestidito negro, me callo y me siento.

La señora "delincuente" que ocupaba mi butaca, da vueltas desconcertada como un espermatozoide en una sopa de fideos.

A los pocos minutos vuelve la gabacha y me pide la entrada. Se enfada. Estoy mal sentada.
Me echa de mi butaca y me añado a la sopa de los desconcertados que por lo visto ya alcanzamos el número de cinco (5).

Cuando por fin me siento donde me parece, la señora de mi derecha tiene una entrada que corresponde a la fila 5 y la pareja que tengo detrás tienen la fila 2.

Y comienza EL espectáculo.

El mejor momento pudo ser cuando comenzaron a sacar orondos conejazos de sombreros. Ipso facto yo bauticé al más grande como Claudio y tuve grandes tentaciones de saltar al escenario y correr con el conejo entre... los brazos.

La Chaplin comienza a tocar una "flauta con teclas" y por el escenario empiezan a desfilar un enorme coro de patos.

Que gracioso.

Es gracioso hasta que un asustado pato levanta el vuelo y aleteando, se dirige directamente hacia mí.

Yo sufro pánico a los patos y a los pavos por culpa de mi madre, y no es que lo diga Freud, es que lo sé.

En ese momento, dos cosas me angustian:

1.- Me siento observada por "chorrocientas" personas y unos ojos con los genes Chaplin.

2.- Temo por mi integridad física ante la posibilidad de morir de traumatismo cráneo encefálico al ser golpeada por un pato.

Comienzo a hacer el molinete con los brazos susurrando "No, por Dios". Agito mucho los brazos a ver si el proyectil con plumas decide cambiar su trayectoria, pero el pobre bicho en la oscuridad de la sala, no debe de ver ni torta, así que opto por cambiar yo mi posición haciéndome un bicho bola en mi butaca.

Creo que nunca en mi vida he sido menos voluminosa.

El resto de los patos parecen decirle "Cuac-Alfonso-cuac-¿dónde vas?-Cuac" mientras alguno desciende del escenario ordenadamente y se cuela entre el público.

Y eso. Allí permanecí hecha un ovillito hasta que estuve fuera de peligro del pato letal.

Ni que decir tiene, que pasé del pánico a la vergüenza más horrorosa cuando vino un niño de 6 años a recoger al bicho y yo estaba aún temblorosa por culpa de un indefenso patito.

Fue un espectáculo alucinante y de un buen gusto sorprendente.

Y cambiando de tercio, me he terminado La Carretera: a pesar de ser tremendamente angustioso, es uno de los mejores libros que he leído (aunque soy una rubia sin criterio).

17 voces discordantes

Estaba pensando en comprarme ese libro, gracias por la recomendación.

De verdad, Wendy, me parto cada vez que leo alguno de tus post. Me imagino sentadita en tu butaca a punto de ser atacada por un pato-aparato, una angustia y terror indescriptible, y un "no, por dios" como un desgarro existencial. Que bueno,de verdad. Da gusto empezar la mañana con unas risas.
Un beso, guapa

Y no me llamaste para ir. :(

Y yo te hubiera diefendido, y además hoy tendríamos ave gratis para el cocido y unas plumillas para hacer cosquis posprandiales. :((

Y no hay foto de pijamas felinos. :(((

Y un beso. :)

La verdad es que como nadie quiere venir nunca conmigo al teatro... ya ni me molesto en avisar.

Bueno, ni al teatro ni a ninguna parte, todo sea dicho de paso...

Ains!!! que ya tengo que sacar el pijama de felpa de gatitos!!!

Un besazo.

Me encantan los acomodadores disfuncionales.
Pocas veces he tenido que soportar alguno, pero el más delirante fue uno que intentó levantarnos a toda la fila para volver a colocarnos mal.

Jajaja!! lo tuyo es salir a la calle y tener aventura tras aventura jajaja!!!
Espero que se te haya pasado el susto...
Y por curiosidad, tienes miedo sólo a los patos o a todas las aves??
Un abrazo.

Y la prueba de que un pato es un animal irracional es que "Alfonso" te eligió a ti como madre adoptiva.
La próxima vez, deberías llevar una pegatina que dijera "Yo abandoné a Onofre" o "Yo no quise adoptar a Galleta".
Creo que eso será suficiente para cualquier animal (o planta) que se sienta atraído por ti.

Los "chorrocientos" recordarán esa obra gracias a ti, fuiste una benefactora de la humanidad!
Yo he optado por ir al cine sola por lo mismo. Iba a decir que al teatro no me atrevo a ir sola pero acabo de darme cuenta de que esta semana fui dos veces y una de ellas sola, y ni siquiera lo pensé! ¡¡Prueba superada!!

un pato asesino será un arma patal???

Gracias a ti no voy a volver a probar la sopa de fideos en mi vida.

Besitos.

jajaja, lo mas gracioso q he leido hoy, no pares de escribir!

besos

Yo me apunto a lo del teatro, que por aqui tampoco hay forma de ir.

¿Seguro que la obra de teatro no era del Van Damme (o como se ponga)?

Lo digo por lo de la patada voladora...

[modo mutis por el foro ON]

Pato letal buscado objetivo: Nu... jaajjaaj

me ha encantado tu narración del espectáculo. escribes fenomenal.

sabes que para remediar la patofobia algunos psicólogos recomiendan irse de compras (para ti y para tu madre, la causante de tu trauma), XDD. pásate por el club de ventas online Privalia.

esta semana, por ejemplo, puedes encontrar cremas Bio Care, calzado Merrell y Jocomomola; billeteras Adolfo Dominguez, ropa interior Selmark y ropa de la marca Skunkfunk. todo con descuentos de más del 50%.

darse de alta es completamente gratis y por cada persona que invites, te dan un bono de 8 euros y, al apadrinado, 4 euros.

además, ahora está en marcha un juego con el que puedes ganar todo un escaparate de ropa, con "El precio Privalia".

El caso es meter la pata o esquivarla o algo....
Mira que miro pero no te veo por la calle...

bs ;)

Tiiiri... ¿¿me has echado de menos??

O sea, que estuviste a punto de morir de una "patada".

Ummm... es surrealista esa imagen de la Chaplin haciendo andar a los patos al son de la melódica (la flauta con teclas). Es así como una versión moderna del flautista de Hamelin.

Publicar un comentario

 
ecoestadistica.com