« Home | Su-posición » | Pese a ser un melanoma en potencia, he decidido a... » | ¡Arréglate ya! » | Bichos y demás parientes » | Superviviente » | Outsourcing » | Además de rubia, la pequeña. » | La Mujer Objeto » | Iceland » | Working »

El parásito.

Definitivamente tengo el instinto maternal de una viga de hormigón.

Éste fin de semana he tenido en mi casa un retoño saharaui de once años.
No es que la niña se haya portado mal, que no lo ha hecho, pero he tenido que CONVIVIR con otro ser humano.

Normalmente yo como cuando tengo hambre y cocino cuando me apetece. Alimentar a un niño a base de pepinillos y pistachos es imposible. Requieren alimentos elaborados y además hay que adivinar el punto de sal de las comidas a través de su pupila. Un infierno, vaya.

Pegarse por el mando de la tele o por los mandos de la Wii puede resultar muy frustrante, así pues, lo mejor es claudicar y mascar una venganza terrible, por ejemplo, esconder las fichas del parchís o ante la frase "me aburro" repetida unas 150 veces por minuto, ofrecer como método de entretenimiento el "Ulises" de Joyce (en castellano, por supuesto).

Cuando convives con un niño, te levantas de la cama cuando temes que las puertas de los armarios de desprendan de las bisagras. Yo pensaba que esto era una técnica de madres, pero a lo mejor no.

Me consideraba una persona maniática, hasta que he visto como la nena no se comía un bocadillo de pavo con quesitos porque solo había quesitos en una tapa del pan. Muy bien, pues para merendar, gotelé.

Y he conseguido dar alguna utilidad a mi lado femenino "yalosabíayo" o "telodije" cuando la niña se ha dejado los dientes en el portal por su empeño de ir a la piscina con las "zapatillas de ruedas" (acá patines).

He sentido la progresión del viernes "vamos-a-jugar-a-los-papas" al domingo "are-you-talking-to-me".

14 voces discordantes

Pero al menos le habras pegado una paliza al tenis de la Wii, ¿no?. Pues eso, que se vaya calentita.....

Hay una especie de niños que son lo mejor del mundo, un regalo de Dios. Vienen en dos versiones,"sobrinos" e "hijos de los amigos", y son biodegradables: tardan entre media hora y dos horas en desaparecer de la mano de sus madres, padres o persona responsable.

Supongo que alguna vez fuiste igual de chiquita e igual de ... especial.

O sea, que al final has pringado... No se puede ser tan buena.

Por cierto, este fin de semana he empezado con Fantes y "Mi perro Idiota" me ha parecido sensacional. Muchas gracias!

"tengo el instinto maternal de una viga de hormigón"

Ahora buscas a alguien con la cara mas dura que el Hormigón armado y en lugar de tener un monton de criaturas berreantes podeis montaros una constructora, que digan lo que digan siguen siendo un gran negocio.

"A quien dios no le da hijos el diablo le da sobrinos."
Mi tia.

pero era saharaui de aquí? o de allí? no tenía historias interesantes que contar?

yo con once años me hacía mis propios bocadillos de cemento porlan... pero claro, yo siempre he sido muy precoz: ya, con un día me dieron la primera coz (el joputa del médico)

SithWolf

Al menos supongo que ya no será la nuestra la que te inspire para tomar medidas anticonceptivas. Me ha encantao lo del "are-you-talking-to-me", pero no te veo pelada a lo mohicano, no

¿Once años? Mejor le hubieras preguntado sobre los secretos de la vida, es un preadolescente ¿Cuánto a que sabrá más de muchas "cosillas" que algunos de nosotros? Y a esa edad la mayoría son melindrosos para la comida, al menos yo lo era...

Lo mejor de los niños es ese momento, cuando estás hasta las pe... o lo ov... de que te den la paliza, y tú les dices "Anda, vete con tu padre/madre". Niños de quita y pon, habría que patentarlo :D

Si has sobrevivido, al menos tienes instinto de supervivencia.

Puede que sea cierto, pero también podría ser mentira. Da igual: yo estoy de acuerdo, sea como sea.

Polcierto, ¿no te ibas a ver pingüinos o no sé qué? ¿A qué viene esto de una escuincle saharaui? :)

Bueno, a esa edad aún les están creciendo los dientes, ¿no? fijo que el desperfecto no sería tanto.

Y si no ortodoncia y ya está...

Entiendo perfectamente tu suplicio, los únicos niños angelicales que he visto en mi vida son los de los catálogos del Ikea, más allá del papel impreso la infancia hiere y desespera.

Publicar un comentario

 
ecoestadistica.com