« Home | Homenaje a mi Robert. » | Mujeres y conducción. » | Musgos y líquenes. » | Los gurús y las gurusas. » | Mareando la perdiz. » | ¡Sorpresa! ¡El paro! » | ¡Sorpresa! ¡Un post! » | EL Meme » | Usabilidad textil. » | Meñiques. »

Tiri "La Profesional"

Ayer tenía que impartir un curso sobre cosas tontas.

Me lo propusieron por alguna razón que aún no tengo clara. Me he pasado una semana preparándome el curso, el material formativo, el dichoso Power Point y practicando en casa cómo repanchingarme en la silla y seguir pareciendo una profesional.

Como soy de naturaleza extremadamente tímida, lo paso fatal en éstos casos y aún, cuando tengo que hablar ante "alguien", me tiembla todo, la boca se queda como si hubiese estado chupando lijas durante horas y la voz me sale quebrada.

Saber que en el momento crítico me va a pasar ésto, me hace ir aún más nerviosa y así entro en el bucle del pánico.

Ayer, me disfracé de profesional y me fui al lugar del evento.

Repasaba mentalmente "No te pongas nerviosa: sabes más que ellos, ellos son las víctimas. En el peor de los casos, se aburrirán y nunca más te volverán a contratar. También puede ser que el auditorio se convierta en una jauría de feroces catedráticos que decidan arrancarme los órganos vitales a bocados..."

En éstas subía yo en el ascensor, ya casi con las lágrimas asomando a mis ojos y dispuesta a presentarme como "Buenos días. Soy Amparito y no merece la pena comerme".

Toco el timbre.
Se oyen pasos. Alguien abre la puerta y su cara me quiere resultar familiar...

De repente la persona que me ha abierto la puerta, comienza a hacer aspavientos y a reírse. Me conoce. Me conoce pero no por ser una profesional del sector de la Documentación... me conoce por ser La Mujer Tirita.

En ese momento, toda mi profesionalidad se desvanece y paso de "Buenos días. Soy una tía muy lista" a "Hola. Soy La Mujer Tirita y es posible que rompa algo".

Me vino muy bien que Anibilis estuviese allí y tener algo familiar y achuchable a lo que agarrarme para compensar la distancia que me separaba de un auditorio de profesionales del sector y de hacedores de artículos científicos.

Por lo demás, el evento fue un éxito: salí viva y cobraré por ello.

8 voces discordantes

Buenos dias.

Y sobre todo felicidades; ves, para que luego digan que en internet todo es porno, perversiones y cosas asi.

Si no hay nada como ser mundialmente conocida para que te echen una manita en el momento adecuado (aunque sea de casualidad, pero no vamos a darle importancia a eso).

Puedes probar con un cura, Tiri. NO me refiero a que te lo averigües, sino a lo del miedo escénico. Los curas se pasan el día perorando en público, seguro que pueden darte buenos consejos.

Take your troubles to the chapel... :p

Ah, y enhorabuena por el éxito, naturalmente. ¡Te tengo una envidia...!

Mus: te estuve esperando el domingo en la comunión... sniff sniff

Buenos días a todos.

¡¡¡¡Tiri!!!!

Pues a mí me alegraste la mañana. Nada mejor cuando estás trabajando en plan miserable que de pronto llamen a la puerta y llegue la Tirita. Lástima que no tuviéramos más tiempo para charlar.

Por cierto, fuiste un hit. Les gustó mucho tu presentación. Así que "pofesionalmente" también tienes tirón - valga la redundancia.

Un beso, guapa

AH, por cierto, se me pasó eso que tenía - esta mañana en urgencias :D

vaya, pues enhorabuena querida Aníbilis por servir de "tranxilium" y enhora buena Sta. Tirita por esa profesionalidad.

Por cierto Alix, ¿qué narices te pasó para ir a urgencias? (¿estaba el Clooney?)

Fue una sorpresa muy agradable... jijijiji, me alegro de que estés mejor de "lo tuyo", Anibilis.

Un besazo.

Ottia... yo prefiero a Carter... Ñam, Ñam.

Jody Dito: ¡Estás en todas partes!!

Lo que me pasó ya te lo contaré en privado cuando quieras, que además tú sabes mucho de eso, fijo.

Besos.

Me agarré la pava en la Estación Sur, fui ande me habías dicho, pregunté por la comunión, llegué a la comunión y, quizá por eso de que se trataba de una comunión, me dieron una hostia (por colarme).

Encima, el pastel había recibido con anterioridad una visita de incontables estafilococos dorados y me pasé tres días dedicado a actividades de desazolve personal que huelgo comentar por dignidad hacia tu bitácora, mi persona y mi almorrana.

Lo peor de todo es que no te vi a pesar de recorrer más kilómetros y pasar más aventuras que Amedio. Cielosss, ¡cómo sufrí! ¿Por qué me dejaste solo en hic lacrimarum (Tagus) valle? Incluso había ensayado una frase para deslumbrarte y tuve que plantársela a la ATS, que me miró raro y estuvo a punto de pincharme una ampolla de Sinogan junto con el retibiótico.

Publicar un comentario en la entrada

 
ecoestadistica.com