« Home | De promoción. » | Marketing. » | Agradecimientos. » | Se vende suelo pélvico. » | Síndrome Threadwell. » | Forges. » | Ella. » | Tarará. » | Búsquedas y hallazgos. » | La palabra del día: cerveza. »

Hablar en público.

Hoy lunes, La Mujer Tirita, tenía que impartir un curso.

Tengo pánico a hablar en público, entendiéndose por público dos (2) humanos. Mi timidez extrema me hace sudar con fruición, temblar, balbucear más de lo normal y eso en el mejor de los casos, que normalmente me limito a parecer el enanito mudo de Blancanieves.

Así que ayer cogí a Mamá-Tirita como conejillo de indias, la senté en el sofá y comencé a soltar mi perorata cronómetro en mano.

A los 8 minutos, mi víctima comenzaba a dar cabezadas hasta que a los 12 minutos se quedaba tiesa sumida en un placentero sueño. A los 24 se fue "a bailar".

A la vista del efecto que tuve con mi audiencia, decidí utilizar la "Técnica (Belén) Esteban" captando la atención de mis oyentes con el famoso "¿Me entiendes?", ya que "Andreíta, cómete el pollo" no surtía efecto alguno.

Tenía que hacer una presentación de no menos de 45 minutos. Tras soltar toda mi charla y mirar el cronómetro, creí morir.

19 minutos.

Pienso en estrategias para alargar mi presentación y finalmente desisto porque doy por hecho de que en algún momento sufriré un desvanecimiento que ralentizará la formación. O romperé algo. O me echaré a llorar.

Y me he debido de pasar todo el fin de semana lloriqueando como una pava, porque diez minutos antes de comenzar el curso, ha empezado a vibrar mi móvil recibiendo mensajes de ánimo y uno que decía "A ver si nos tomamos una cerveza antes de que te fugues del país", hecho que me ha parecido premonitorio.

Finalmente, los 19 minutos se han alargado hasta unos 50 y no ha pasado nada destacable, salvo que cuando mis "víctimas" han conseguido quitarse la mordaza, me he puesto muy nerviosa y he comenzado a hablar como Antonio Ozores comiéndose un bocata de mortadela.

Y no he roto nada.

Por cierto: gracias Guille.

33 voces discordantes

A mi lo que me da vergüenza es hablar en púbico. ¿De qué era el cursillo si no es indiscrección que si que lo es pero me da igual?.

¡Beso!

Qué me vas a contar, si ya me pasó que me reservaron sala toda una mañana cuando yo no era capaz de alargar aquello más allá de media hora, y es que no había más que contar y no se enrollarme...

¿Y qué hiciste Deye? Porque eso es un problemón...

Vito, era sobre blogs... soy una estafa. Se de blogs lo mismo que de física cuántica...

Eso me recuerda la presentación de mi proyecto fin de carrera, que era justo lo contrario, algo que duraba unos 40 minutos en explicarlo lo tenía que contar en 20... ¿recordáis el anuncio de los micro machines? Pues tentada estuve de acabar con el "si no son micro machines no son los auténticos". Demostrado: aguanto 20 minutos sin respirar.

Aparte de que luego abrí una botella de agua y derramé la mitad sobre el teclado de mi portátil... cosas de los nervios... pobrecita yo con la cara desencajá y secando el teclado con la parte baja de la camiseta (desde entonces el touch pad hace un ruidito raro)... el del tribunal no sabía si callarse y esperar que terminara de secar el teclado, ayudarme a secarlo o seguir hablando...

En fin, un plan... ¬_¬

¿Y cual fue el verdicto del tribunal?

Jiji... matricula! :P

¡JAJAJA! Genial pues.

Eso fue por lo del agua. Es una buena forma de atraer la atención de la gente...

A mí me decían que para relajarme me tenía que imaginar al publico completamente desnudo pero ni p´atrás. Como hubiera alguna chica atractiva empezaba a mirarla y a ponerme burro, así que me los imaginaba vestidos como los payasos de la tele y aunque al principio la gente no sabía de que me descojonaba cuando logré controlarlo la cosa fué bién.
Animo, que solo son la veinte primeras veces.

¿¿¿Los payasos de la tele??? JAJAJA

Es que en mi caso, la audiencia era TODA femenina... vamos, que no...

Hale, me voy a la cama.
Descansad.

Mus, si vienes, apaga la luz cuando salgas, que si no los mininos no duermes.

Besos.

Animo mujer, que no es para tanto. Hombre, parte de mi trabajo supone hablar en publico y a veces incluye decir alguna burrada (lapsus los llamo para disimular y eso).-
Si necesitas saber como templar los nervios: ayuda tecnica disponible en mi correo.-

Me encanta hablar en público, de hecho marcho dos veces por semana al cementerio para exponer disertaciones sobre la conveniencia de la cirujía plástica en gasterópodos. El caso es mantenerlos entretenidos.
Me gustó tu forma de enfocar la vida.

Mi público parecía igual de vivo que el tuyo...

¿Y has hecho mucha rinoplastias a caracoles?

Me alegro de triumpharas con tu deposición de hoy, Wendy. Enhorabuena: no todo el mundo consigue fluidez en las deposiciones, y cuando no se consigue es un verdadero fastidio. :)

Dulces sueños.
Clic.

Solo eran nervios antes de la charla, pues no tienes tú facilidad de palabra
Ain pobre, te imagino toda desmoralizada viendo como se dormía mama-tirita xD

Una vez hablé en público. Pensé que terminaría en cinco minutos. Al final tuvieron que arrancarme a collejas el micrófono al que me aferraba después de una hora larga, larga.
Se conoce como el síndrome de Fidel Castro y a algunos amigos míos también les pasa en el Karaoke.


Me encanta coincidir contigo y con algún personaje de Mafalda en eso de "perpetrar" nuestros deberes.

Un saludo.

Ya sabía yo que te saldría bien :-D
A mi es que me encanta, la verdad.

pues enhorabuena... yo no lo veo mucho problema a hablar mientras sea de temas de trabajo... ahora, que como tenga que desarrollar la parte de interés personal hacia los que dirijo la perorata, ahí ya estamos jodidos y bien jodidos...

nos dias...

Buenos días.

Poco a poco: me conformo con no haber muerto... hacerlo entretenido o que se me entienda, es mi próximo objetivo.

Una vez tuve un trabajo que consistia en dar charlas, la verdad es que me gustaba mucho aunque al principio siempre me ponía nervioso. La pena es que nunca vendí ningún crecepelo y por eso me echaron ;)

El segundo éra parecido pero me echaron por que daba demasiados regalos en la tómbola.

Total, es cuestión de acostumbrarse a hablar en público.


Buenos días!!

A mi es que me cuesta hablar con desconocidos, incluso cuando llevo unas copas e incluso cuando me quiero "merendar" al desconocido.

Vamos, que lo llevo fatal...

Nos días ¿cómo va tu nido?

Pues yo con unas copas hablo bastantes idiomas jeje ;) hasta lenguas muertas.

El nidito lo tengo desatendido, a ver si me paso este fin de semana y actualizo las fotos para ir preparando la fiesta de inauguración .

Un buen truco consiste en imaginarse a la audiencia en situaciones divertidas. Yo no tengo miedo de hablar en público (no ganaría para tranquilizantes) pero cuando tengo que hablar con alguien de algún asunto incómodo, me lo imagino siempre en pelotas, o "sentado en el trono", o en alguna situación así.

eres una genia. me encanta este post. Y a ver si nos vemos un día de estos o de los otros. beso.

Sí, chato... que tengo varios CDs de música pirata para darte... ejem...

Un beso.

Estaba yo comentando en tu blog... que intercambio cultural...

malegro norabuena. Yo una vez hice una delante de una clase llena de negros raperos que se peinaban mientras yo hablaba y al final aplaudieron (para abochornarme).
Lo peor es que te paso como a Ross y en tu exposición adquieras un extraño acento (por ejemplo de murciana)

Bueno, oye, por mal que lo hayas pasado, lo has conseguido... y sin tomarte diazepam previos!!!!

???????? yo, acento??????? no, de momento no... mira que me pone nerviosa que la gente haga eso...
oye llevo mal día, me he perdido muy mucho...

Pues nada mujer, me alegro que al final todo te saliera bien. si es q la mayoria de las veces nos ponemos nerviosas por ná y luego las cosas salen perfectas.
Pa cuando yo necesite consejo sobre dar charlas me paso por aqui a oir a una experta

Mira tu que casualidad que lo mismito que ha pasado en el capítulo de ayer de "chapuzas en casa". Mucha casualidad ¿no?

¡¡Ahhhh!! Pues sí. Alguien me plagia, "jatetú" que cosas...

Humm, ¿Tim Allen dando un curso sobre blogs? ¡no me suena eh!

Anda queeee, menos mal que vi tu temario in-situ (y me reí un poquito de él) que si noooooo, a la SGAE que te denunciaba.

:-P

hombre... era una ñapa, pero aparte de eso... poquito tiene que ver con lo del "chapuzas en casa" ese...

Ain!!!! mañana voy a ver mi piso!!!! que nervios...

jajajajaaj. Me has recordado tanto a mi...me pasó una cosa muy parecida. Yo hasta me grababa en video...ahora me parto cuando me veo, pero vaya tela....era como tener un alien dentro...menos mal que todo pasa...
Por cierto, yo me convierto en Antonio Ozores, y además tartamudeo....lo peor...jejeje.

Publicar un comentario en la entrada

 
ecoestadistica.com