« Home | A Dios rogando y con el mazo dando. » | Mi vida por un centollo. » | Silenciosa como un ninja. » | San Valentín (de valiente). » | "Engañar" » | ¿Quién es el padre? » | La Pesadilla. » | Por fin. » | De lo divino, de lo humano y de lo etílico. » | SMS. »

El inolvidable.

Fiestas de San Mateo. Oviedo, Septiembre 2003.
5 personas (incluidas la Tiri).
Misión: acabar con el stock de alcohol de la comarca.

El día después de la tradicional cogorza, uno los componentes (aborigen de la zona) se empeñó en llevarnos a hacer una inmersión de buceo a Cabo Peñas. Para ello precisábamos del equipo y de un monitor.

EL MONITOR:

De profesión, gaitero. Era un tipo tan extrovertido, que era capaz de entablar una conversación con 32 personas a la vez sin necesidad de las 32 personas.

EL EQUIPO:

Me toca el turno para elegir el traje de neopreno. El gaitero me mira, me tantea visualmente, casi tanto que lo noto. "Talla S", dice él. "No hombre. Tu tienes los ojos pequeños y me ves en proporción...", digo yo, entre halagada y acojonada por imaginarme ya cual lomo embuchado.

Pero no cabía discusión. "Yo entiendo de esto", "es que tu no entiendes", "es que las mujeres creéis saberlo todo"...y yo, que no tenía intención de discutir por mi culo Talla M, agarré el neopreno, que estaba más tieso que la mojama, y me encerré en un cuartucho a vestirme de Cousteau.

Y allí estaba yo, tira que te tira de aquella cosa horrible un cuarto de hora después. Pero allí no cabía un Barriguitas. No valía la opción de "no respiro", no valía la opción de "me rebano las cartucheras", vamos, que me había dado el traje de la Barbie Intrépida.

EL MOMENTO:

De repente, entra el gaitero sin llamar y me pilla en pelotas con el neopreno a la altura de las cachas (véase muslos). Yo ni me inmuto. Sospechaba que este hombre tenía la educación de un bisonte, que como todos sabemos, no suelen llamar a las puertas.

Yo: No me cabe (la frase más inocente de mi vida).

El en silencio mientras ME MIRA, y yo en pelotas mientras ME MIRO.

Él: Pero no me mires así, si no pasa nada porque te vea desnuda. (Mientras se baja los pantalones y me descubre "su tesoro") ¿Ves?

Yo en silencio LE MIRO (inevitablemente), y el en silencio me LAS MIRA.

Y allí estoy yo, una Enmanuelle encarnada por una Lina Morgan, con el neopreno a medio poner, en jarras y esperando a que pasase algo (preferentemente que se fuese a por otro neopreno).

Si en aquel momento hubiese salido una voz en OFF, hubiese sido de lo más adecuada: "La diferencia entre el hombre y la mujer, además de lo evidente, es el concepto PEQUEÑO..."

EL DESPUÉS:

La mar de agradable. Nos paseamos entre las rocas de Cabo Peñas haciendo snorkeling y él guiába mi mano mientras la llevaba a los percebes de la roca y me decía con voz suave y sensual: "¿sabías que los percebes en realidad con penes?", y yo no sabía si ponerles condones o pedirlos para cenar.

Durante el viaje de vuelta a Madrid, me llamó por teléfono y estuvo tocándome la gaita aproximadamente tres cuartos de hora.

Desde luego, fue INOLVIDABLE.

38 voces discordantes

¿Qué gaita tocó tres cuartos de hora?

Esa que se sopla y se pone debajo del brazo...que "pesao", todo el día con la gaita...

No me tocó nada, que conste, y yo no me comín ningún percebe que no fuese en un plato y servido por un camarero...

Y luego te quejas de que no te pase nada interesante?
Entonces, esto qué es, Encuentros con el Tercer Percebe?
Al final, qué pasó, fue a por otro neopreno, o...
(y no seas injusta, que ya sabes que con el frío todo se encoge... menos la cartucha propia, obviusly).

"Esa que se sopla y se pone debajo del brazo" con razón era "su tesoro"...

Tiri, cariño perdiste una oportunidad de oro para convertir este blog en x y ser todavía más fenómeno de masas...

¿qué pasó? No nos dejes en ascuas en ese cuartito y los dos en pelotilla picada...

Besitoss

"La diferencia entre el hombre y la mujer, además de lo evidente, es el concepto PEQUEÑO..."

casi no puedo escribir de lo que me estoy riendo

jjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaa, INOCENTE Yo: No me cabe.
Non'tiendes, tía, con eso le estabas retando.
Hay una canción, NO, NO PUEDE CABER AQUÍ... tía, que está en el subconciente colectivo...
seguimos con el catálogo de psicopatologías incurables si no es hostias por el off.
Besazo, ameba de mis entretelas

Claro; por eso al gaitero (famoso en el mundo entero) los percebes le parecen micropenes. Si es que eres una rompecorazones y una rompeneoprenos. Como dice el Súperhéroe Calico Electrónico: "Es lo que tenemos los tíos; que nos ponemos mu pesaos".

Un beso.

Juas, primero me meo con el post y luego con el comentario de lulamy... así no hay quien gane para Tena Lady's!!

Veo que aún te dura la resaca del Ribeiro, XDDDD. Uno de tus mejores posts, Tiriguapa.

Besos!

No dudo de que en el repertorio del gaitero la frase "Me vas a comer el snorkel" tenga puesto de honor.

eso te pasa, querida Tirita, por irte de snorkeling. Naaa, paso de esos deportes peligrosos y raros, y me quedo a hacer compañía al Señor Bogavante.

Buenos días! Veámos: no me lié con el gaitero...a saber lo que me habría hecho con la gaita o a saber lo que me habría insuflado este. Además nos hubiesemos pegado por hablar.

Lo de la gaita no era una metáfora. Realmente tocaba la gaita. Y realmente me estuvo tocando la gaita unos 3 meses después. Me llamaba y cuando descolgaba me decía "escucha, escucha: para tí" y me sonaba la gaita de fondo durante 10 minutos. HORRIBLE DE CANSADO.

Vito, los tíos no se ponen pesados. Los tíos tampoco se me desnudan a la primera de cambio (mejor), aquello no era de esta galaxia...

Besos.

Jua, jua.Lo primero que me ha venido a la cabeza es una escena porno, lo segundo un romance sin esperanzas, y al final he pensado, pobre gaitero, sólo con su gaita y sus percebes y lo único que quedó fue un óleo mental tuyo en pelotas, que se guroq ue es lo que le inspira a tocar la gaita (y ahí si que no sé decir qué gaita). Para que luego digas que no levantas pasiones, la musa de un gaitero!!!

¿¿Que tiene un óleo mío?? ain! que miedo...
¡¡Que fuerte, que fuerte!! Yo no lenvento "ná" de "ná", guapa...
Un beso.

para el neopreno lo mejor que hay ...

untar nocilla ;-)

kisses

ñam, ñam...para haberlo sabido...
:) Claro, que me habría chupeteado enterita...o no, igual me habría metido en la sandwichera...

Un beso.

Desde luego como eres wendyquerisa.., para una vez (o más no lo sabemos) que te sale un romantico que te toca hasta la gaita por teléfono...

Un saludo

Hija...¿y que iba a hacer? ¿acompañarle con la flauta?...si es que era muy raro...

qué bueno! esperaba un relato algo más "sensual", pero me has sorprendido otra vez :D

Pili

Qué sensual y voluptuoso, la gaita por teléfono. Lo que no me explico es cómo viviendo ese tipo de situaciones, siendo un maestro del buceo y haciendo esos comentarios con doble intención tan chisposos, ese hombre no es el nuevo James Bond.

En buena proporción de posts haces referencia al alcohol. Pareces un quinceañero (y me fui con el Dani y nos cogimos un pedoooooo, hal-la, cha-val).

Si hijo mío. Ya me había dado cuenta que mis temas son el alcohol y el sexo, si no es de uno, es de otro. Y si es de La Mujer Manos-Raquetas, seguro que hay un punto de sexo o de alcohol.

Anda, tonto, que te va a gustar...

Lo peor es que este post es absolutamente fiel a la realidad.

jooo pobre gaitero no me digas q despues de tres meses dandole a la gaita na de na.
POBRECILLO.

¿¿POBRECILLO?? Pues menos mal que no era veterinario, que si se pasa 3 meses enviándome bichos muertos...pobrecillo...¡ja!

¡¡ain!! que vida esta..

a veces lo simple es algo tan extraño que nos parece inverosimil.
(la imagen digna de almodovar)

Jo... y yo que llevo buceando casi un año ya y no he encontrado ninguna chica que se quite el bikini para ponerse el neopreno... :? Va a ser que te quería ver sin ropa o algo así... O:)

PD: Me han recomendado tu blog hace poco. Está muy bien! :)

jajaja!! Bikini?? pero si yo iba a las fiestas de San Mateo a emborracharme que es lo habitual y a comer y drogarme y eso...y me veo haciendo submarinismo...
Entre ponerme el sujetador mojado a las 10 de la noche o meterme en el neopreno a pelo...fue lo segundo.

La persona que te recomendó esto, o es Mama-tirita o te ha mentido...

Pero gracias.
Un beso y bienvenido. ¿Me has traído regalo?

Tú sí sabes conocer rupestre y carpetovetónica, visto lo visto...

Hola Wendy.
Que duro fue cuando me di cuenta, aquella vez que te escuche roncar, que mis composiciones no llegaban a tu corazon. Todavía me da vueltas la cabeza de tanto aire que le insuflaba a la gaita, cuando me encerraba en el cuartucho donde te enseñé mi percebe por primera vez. Lo recuerdo como si fuera ayer: pequeñito pero con prestancia, con la cabecita asomando y mirandote. Todavía le escucho decir: comemeeeee, comemeeeee!!

¿Pero tu sabes lo dificil que es tocar una gaita y aguantar un movil a la vez? Y lo hacia por ti.

Ain!!! Mi querido gaitero: aquello no eran mis ronquidos (que sí, que ronco), aquello era la zambomba con la que te acompañaba mientras aullabas a la luna. Yo también recuerdo tu percebe y si no lo hubiese visto en estado embrionario igual no hubiese descartado un banquete.
Ya es tarde.

¿No tiene usted "manos libres" en el teléfono móvil? lo mismo también lo tiene en la gaita...¿con que sujeta usted la gaita?

Impresionante documento!!

Wendylinda,
ante tu imagen semidesnuda
adulante yo me inclino,
y que nada nos maree
este mágico momento:
ni una goma destallada
ni un percebe muy pequeño
ni el sonido atolondrante
del pesado del gaitero
:)

Es que ya lo decía mi madre que había que tener cuidado con los gaiteros, sus manos, sus ojos y su gaita!!!! ;)

OOOOOOOH!!!
Qué romántico... La tita tiri y un gaitero...

Por lo menos te podría dejar la sidra gratis y esas cositas...

¿Lo de "tocándome la gaita" tiene una doble acepción?
es que como soy púber e inocente, pues... necesito aclaración.

Definitivamente, tengo que aprender a tocar un instrumento(musical, se entiende). la gaita me irá bien siendo gallego.


Bicos desastre...no cambies.


El regalo...en mi blog.

Bueno... reconozco que alguna vez se me ha olvidado el "traje de baño" y me he quedado en calzons O: ) Y después a comer por ahí todo humedo... Errrp... quiero decir... ¡¡Regalo!! sí, un regalo... claro :)
¿Este te va bien? ;)

Debo reconocerlo, soy un enfermo, pero después de la lencería me pone muchísimo una mujer con traje de neopreno.
Debo dejar de pensar en estas cosas, que luego no me concentro en el curso de gaita...

Enjoyed a lot! » » »

Publicar un comentario

 
ecoestadistica.com