« Home | La voz de la conciencia: tarde y mal. » | Tienes la piel color verde de aceituna... » | Un paseo por la red. » | De pinchos morunos » | Otro día con Rouco Varela. » | Un día con Rouco Varela. » | Conversaciones con mama. » | Munina » | Infierno » | Little freaky girl (Buika). »

Amores perros.


Lo que voy a contar aquí se trata simplemente de un juego de familia mucho más suavito de lo que se practicaba en el seno de los Corleone.

Llego a casa desde el circo en el que trabajo escuchando "Comedy Song" de Fool's Garden en mi coche-casa.

Paso delante de la parada de autobús donde sólo hay una persona que parece estár dormida (estampa habitual en verano y a las cuatro de la tarde). Me resulta familiar...y tan familiar: es MAMI.

Paro y me acerco con la sana intención de sorprenderla con un beso o un achuchón.
La verdad es que en mi casa no somos nada cariñosos y sólo nos besamos, abrazamos y no nos pegamos en Navidades, cumpleaños y algún funeral que otro, así que mejor que un beso me pienso una "perrería" que es lo que nos solemos hacer.

Planeo algo y lo primero que se me ocurre es intentar quitarle el bolso. No temo el infarto por el sobresalto, temo las represalias posteriores, pero es que...es tan tentador.

Está recostada en la marquesina y sostiene en su regazo el Código Da Vinci que le ha endosado HERMANO1 y el bolso.

Procedo: tirón seco al bolso.
Ella procede: mientras con la mano derecha sujeta el bolso como si fuese su hígado, con la izquierda y con unos reflejos dignos de un ninja, me lanza el libro que afortunadamente pasa haciendome la raya al lado en mi estupenda melena y aterriza en medio de la carretera.

Ahora habrá que esperar a la venganza que estoy segura, será terrible.

Su última "perrería" fue un postre donde camufló taquitos de madera.


Y el puntito serio lo pone Pilar Manjón.
Las cosas no se hacen así...luego resulta que que las victimas son armas arrojadizas de los políticos. Empecemos desde casa, señora.
A mi tampoco me gusta la COPE, pero yo no represento a un colectivo en el cual no debe regir ninguna ideología política, sino la justicia. ¿Y la libertad de expresión? -7.

0 voces discordantes

 
ecoestadistica.com